21 de agosto de 2013

¡Sácale partido a la caída de cabello!


Entradas prominentes, manchas de pelo que dejan entrever la piel, cabellos débiles y quebradizos… ¿Te resultan familiares estas características? Si es así, puede que ya estés familiarizado con las manifestaciones más habituales de la alopecia o calvicie masculina. Y es que la pérdida de pelo afecta mayormente a los hombres, provocándoles en ocasiones verdaderos problemas de autoestima. A pesar de que es una afección de lo más común, no todos consiguen asumirla con la misma naturalidad y sobrellevar el impacto de sus consecuencias sobre su estética personal. Para liberarse de los complejos, nada mejor que aprender a sacarle partido a la caída del cabello. ¡Explota el atractivo de los calvos!

¿La calvicie es tendencia?
Hemos oído hablar largo y tendido sobre la estética metrosexual popularizada por celebrities como David Beckham o Cristiano Ronaldo. Su clave reside en el cuidado de la imagen personal, el interés por cosméticos especialmente concebidos para el hombre y un vestuario muy estudiado. Tras el auge y caída de la feminización masculina, parece que ahora se impone un patrón mucho más cercano a la naturalidad. La virilidad está de nuevo de moda. Sus grandes exponentes son el movimiento retrosexual y la campaña "Movember". Mostachos y barbas, cabelleras de aspecto estudiadamente descuidado y camisas de leñador son sus señas de identidad. Otras tribus urbanas recientes parecen haberse asimilado a esta tendencia. Desde los hipsters a los neo-hippies, los hombres del momento parecen haberse decantado por la reivindicación sin complejos de su masculinidad. Dicen no a la depilación, combatiendo la tiranía de las fórmulas única. Al abrigo de dichas estéticas ha nacido también un cierto culto a la calvicie masculina. Natural o artificial, cada vez son más los que optan por ella. Bruce Willis, Zidane, Moby, Vin Diesel, Pitbull, Pep Guardiola… el panorama social nos ofrece numerosos ejemplos de su éxito. 

Combatir la caída de cabello
Pero si el éxito de todos ellos no hace que te sientas mejor, siempre puedes optar por un tratamiento contra la alopecia. Desde remedios naturales a operaciones de cirugía estética, los recursos disponibles en la actualidad son múltiples. En función del grado y el tipo de calvicie, así se elegirá entre uno u otro. La efectividad de algunos de ellos es ciertamente cuestionable, considerados más bien como simples placebos. Champúes, geles o espumas pueden contribuir a mejorar el aspecto del cabello, reforzándolo y haciéndolo lucir más lustroso. Sin embargo, poco pueden hacer normalmente por frenar su caída o por favorecer su regeneración. No así los tratamientos farmacológicos para la calvicie. Productos como Propecia han demostrado su eficacia, ayudando a estimular el crecimiento de nuevo pelo gracias a su uso continuado. El último recurso será la cirugía, basada normalmente en implantes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación