10 de enero de 2013

Y sí, la menopausia masculina existe…


Durante años y años hemos estado hablando (¡y quejándonos!) de los trastornos emocionales y físicos que la menopausia provoca en las mujeres maduras. Los malos humores, las crisis de llanto, los sofocos, la falta de deseo sexual nos han llevado a ensañarnos con ellas de forma un tanto cruel. Sin embargo, estudios contrastados demuestran que los hombres también sufren procesos hormonales similares. Admitámoslo y firmemos la paz con ellas. 

Menopausia masculina
También conocida popularmente como "pitopausia", la menopausia masculina o andropausia se define en términos médicos como el proceso mediante el cual las facultades sexuales del hombre disminuyen como consecuencia del descenso en los niveles de testosterona en el organismo. 

¿Cuándo se produce?
A decir verdad, es difícil determinarlo. En el hombre, al contrario que en la mujer, esta fase no se caracteriza por la pérdida de capacidad reproductiva. Sin embargo, sí se percibe una pérdida evidente en la potencia sexual. Al contrario que en el caso de la mujer, los ciclos no son tan marcados ni las pérdidas tan significativas. Y es que hay que recordar que la sexualidad masculina no está sujeta a períodos de fertilidad, sino que puede tener hijos en cualquier punto del proceso de producción de espermatozoides. Menos frecuentemente, se han detectado síntomas de andropausia en pacientes sometidos a cirugía testicular (orquidectomía). 

¿Cuáles son los síntomas?
Al igual que en la mujer, la andropausia más acusada se manifiesta en cuadros de irritabilidad, insomnio o fatiga, depresión, ansiedad, descenso de la libido, menor potencia sexual, problemas circulatorios, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación