3 de abril de 2013

¿Aparatos para reducir abdomen? Desmontamos los mitos del six pack




El abdomen es una de las zonas clave a la hora de definir nuestra musculatura en el gimnasio. El objetivo es combatir los efectos de todas esas cervezas y raciones de comida basura que nos metemos entre pecho y espalda a lo largo de la semana. A veces nos obsesionamos tanto con el six pack que nos embarcamos en dietas imposibles o rutinas de ejercicio ineficaces que solo nos hacen perder el tiempo. Le damos la vuelta a todas esas falsas teorías para aclararte las ideas. 

Mito 1
- Deberás machacarte haciendo abdominales hasta conseguir tonificar tu barriga. Falso: ningún músculo responde mejor al ejercicio cuando éste se practica compulsivamente. Es imprescindible una buena planificación, alternando las series o trabajando también la resistencia. 

Mito 2
- Hay que ejercitarse cada día. Error: siguiendo con las recomendaciones anteriores, evita sobrecargar la musculatura de esta zona. Concédele un merecido descanso y verás cómo aumenta tu rendimiento. 

Mito 3
- Los abdominales sirven para quemar la grasa del estómago. No es del todo cierto: para poder apreciar tus progresos en el gym es necesario reducir la acumulación de lípidos en esta parte del cuerpo. Para conseguirlo, nada mejor que seguir una dieta equilibrada (rica en frutas, verduras, pollo, pescado, mucha agua y proteínas). Estarás controlando tu peso al tiempo que potencias los resultados del ejercicio. Si no, corres el riesgo de que tus abdominales se desarrollen ocultos bajo la grasa. 

Mito 4
- Si se corta el ritmo de trabajo, los abdominales se transformarán en grasa y . Falso: una vez definidos, los abdominales pueden mantenerse con una alimentación adecuada y un ritmo de vida activo. 

Y recuerda que no existen recetas milagrosas. El abdomen plano requiere constancia y trabajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación