19 de junio de 2013

Si te aburre el gimnasio, adorarás el "Body Core"



A estas alturas, muchos hemos tenido ocasión ya de comprobar lo adictivo que es el gimnasio. Si al principio nos daba pereza ir tres tardes a la semana a machacarnos haciendo cardio y rutina de fuerza, ahora que empezamos a ver los resultados nos sabe a poco. Buscamos cada vez más originalidad a la hora de trabajar nuestro cuerpo. Y es que no todo es definir y tonificar al estilo tradicional. Necesitamos nuevos retos para mantener el nivel de motivación bien alto. Por eso, hoy presentamos el "Body Core". Lo último en ejercicio y, casualmente, todo un fenómeno originario de nuestro país. Veamos en qué consiste y reivindiquemos el entrenamiento con sabor español. 

La historia del "Body Core"
Cuando hace unos tres años Jesús Rivilla (Doctor en Ciencias del Deporte y profesor del INEF) decidió crear una disciplina propia con ejercicios clásicos y entrenamiento funcional no podía imaginar la repercusión que su idea tendría. Acuñó entonces una serie de rutinas que hoy ascienden a más de 300 y las agrupó bajo la marca registrada "Body Core". La diferencia esencial de su método es que incluye muchos grupos musculares, sin descuidar, precisamente, los del core (como los abdominales, los lumbares o los glúteos, situados en la zona del tronco-cadera). El "Body Core" es una modalidad muy exigente, por lo que sus resultados también suelen ser espectaculares. De hecho, en tan solo dos semanas pueden conseguirse mejoras visibles si se entrena tres horas al día tres horas a la semana. 

¿Por qué el "Body Core" tiene tanto tirón?
Buena parte del éxito del "Body Core" reside, evidentemente, en su eficacia a la hora de tonificar y hacer ganar musculatura. Para quien lo practica, supone todo un desafío. La dureza del entrenamiento supone un aliciente motivador extra. Cada sesión es un reto y, al superarlo, el cuerpo nos pide más y más. Además, esta preparación es muy positiva para la salud integral, pues mejora la resistencia, la fuerza y la capacidad cardiovascular. Sin olvidar que puede ser recurso de primer orden para mejorar nuestro nivel de confianza y seguridad en nosotros mismos. 

Para practicarlo, es necesario contactar con Jesús Rivilla o sus compañeros de aventura, Javier Ortiz y Javier Giménez. Más de 500 personas practican ya esta nueva rutina en nuestro país y su tirón es cada vez mayor. Se imparten cursos de formación a través del INEF, con entrenadores personales o directamente en el centro en el que trabaja Rivilla. Sus miles de seguidores en Facebook le auguran una larga vida. Para comenzar a practicarlo, recomendamos seguir las pautas recogidas hace un tiempo por la revista GQ. ¿Te apuntas al desafío del "Body Core"?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación