15 de julio de 2013

Ponte en forma con tu equipación de ciclismo


La edición número 100 del Tour de Francia está a punto de tocar a su fin. Miles y miles de aficionados celebrarán en los Campos Elíseos la victoria más que probable del británico Chris Froome y otros tantos participarán de la emoción de la última etapa delante de sus televisores. Y es que cada vez son más los que disfrutan de la bicicleta, tanto de su práctica como de las retransmisiones. Ni las tormentas mediáticas ni las acusaciones de dopaje han conseguido que el público general pierda el interés por las dos ruedas. Si tú eres uno de ésos que disfrutan saliendo a pasear por la ciudad en bicicleta o si te gustan los retos en la montaña, este artículo te interesa. Analizamos los complementos necesarios para sacarle todo el partido a tus sesiones de pedaleo. 

Antes de ponerte en marcha…
ten en cuenta una serie de factores. Lo primero que debes hacer es tener claros tus objetivos. No todo el mundo aspira a convertirse en todo un Alberto Contador. Puede que tus aspiraciones sean más modestas y pasen simplemente por tener una agradable experiencia al aire libre. Aunque también puede que estés intentando mejorar tu rendimiento para poder llegar algún día a participar en una carrera en toda regla… para aficionados. Sea como sea, recuerda que los ciclistas suelen ser el eslabón más débil en la cadena del tráfico rodado. Ponte siempre el caso y circula con precaución, señalizando de forma adecuada tus movimientos. Asegúrate de hacerte siempre visible para el resto de vehículos y respeta las normas de tráfico. 

En ruta
Dependiendo de si vas a practicar ciclismo urbano o no, así deberás vestirte. Y es que la equipación juega un papel capital en el rendimiento obtenido. ¿Cuántos no hemos sufrido las consecuencias de subirnos a la bici con un simple pantalón de chándal que termina enganchándose constantemente en la cadena? A pesar de que muchos consideren una tiranía la ropa especialmente concebida para ciclistas, hay que recordar que cada deporte tiene sus propias características y siempre debemos buscar el máximo confort  a la hora de practicarlo. Por eso, no es demasiado recomendable plantearse un largo trayecto en bicicleta vestidos con un traje de chaqueta o con unos vaqueros demasiado ajustados. Lo mejor es, sin duda, vestir prendas de algodón o algún material sintético que permitan una buena transpiración. En cuanto al calzado, las suelas de goma son las más recomendables para evitar los resbalones sobre los pedales. Si salimos al amanecer o al anochecer, unas gafas de sol servirán para evitar el riesgo de ser deslumbrados. Pero si el objetivo es ir un paso más allá y seguir los pasos de los ciclistas profesionales, la equipación pasa por el conjunto clásico de maillot (o camiseta), pantalones de malla, casco y zapatillas de ciclismo. Cada una de dichas prendas está especialmente concebida para aumentar el rendimiento y la capacidad aerodinámica de los cuerpos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación