4 de febrero de 2013

Entrénate para ser invencible




Una buen planificación del ejercicio es esencial a la hora de cosechar buenos resultados. Y es que de poco te servirá machacarse en el gimnasio si no lo haces con cabeza. Para conseguir tus objetivos y tener además una salud de hierro, necesitas seguir unas reglas básicas. Toma nota y sácale todo el partido a tus sesiones de entrenamiento

Programando el ejercicio
Lo primero es tener claro lo que quieres lograr. Los objetivos y los plazos para alcanzarlos serán para ti el principal aliciente en el gym. La motivación es esencial, así que pon en marcha toda tu fuerza de voluntad y no flaquees. Evita las excusas y recuérdate a ti mismo lo bien que vas a estar a medida que aumenten las sesiones. Para animarte, pésate y mídete antes de empezar tu programa de entrenamiento y así podrás ir siguiendo tus progresos. 

El cuerpo como un todo
Seguro que te has fijado muchas veces en esos tíos que tienen unos brazos como Popeye y unas piernas como palos. Por mucho que sus bíceps tengan el diámetro de una rueda, su estructura corporal está más que descompensada. Recuerda que todos los músculos deben evolucionar simultáneamente, sin fijarse solamente en una zona concreta. Si no quieres tener cuerpo de nadador, dedícale tiempo tanto al cuadro superior como al inferior. 

En la variedad está el gusto
Para evitar la rutina y el cansancio, introduce variaciones en tu programa de ejercicios. Ve combinándolos progresivamente y descubre cuáles son los que más te gustan -y convienen-. Al mismo tiempo, conseguirás que tus músculos no se acostumbren siempre a los mismos movimientos. La diversión asociada a los cambios aumentará tu motivación y compromiso. 

Para una salud de hierro
Y si además de tener un cuerpo bien definido proteges tu salud, el objetivo estará más que cumplido. El levantamiento de pesas contribuye, por ejemplo, a favorecer que el colesterol malo pase de la sangre al hígado (desde donde es expulsado), al igual que controla el nivel de glucosa. La práctica regular de ejercicios de tipo aeróbico aumenta el gasto metabólico, disminuyendo el riesgo de desarrollar tumoraciones. Y recuerda que un entrenamiento de cuerpo entero te blindará contra las enfermedades coronarias. Toma buena nota y triunfa en el gimnasio de forma saludable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación