25 de septiembre de 2013

¡Conviértete en tu mejor entrenador personal!


A la hora de ponernos las pilas y hacerle al ejercicio un hueco en nuestra rutina semanal, no es raro que muchos nos sintamos perdidos. ¿Qué hacer? ¿Por dónde empezar? Las dudas nos asaltan y la amenaza de caer en el desánimo hace peligrar nuestro firme propósito de mantenernos en forma este otoño. Todos tenemos una idea aproximada de en qué consisten las series que podemos hacer en el gimnasio, pero no siempre sabemos cómo aplicar esas ideas. Dependiendo a qué sitio vayamos, puede que tengamos la suerte de contar con un monitor que nos guíe, pero no siempre es así. Lo mejor en esos casos es tomar buena nota de una serie de trucos para aprender a planificar nuestras propias rutinas de trabajo. Olvídate de contratar a un entrenador personal y conviértete en tu propio gurú para conseguir un cuerpo tonificado. 

¿Qué es un entrenador personal?
En los últimos años se ha puesto de moda la figura del entrenador personal. Todos hemos oído hablar de los asistentes de fitness de numerosas celebrities, tanto a nivel nacional como internacional. Los personal trainers son la versión avanzada de los monitores de gimnasio de siempre. Cada vez son más las personas de la calle que se deciden a optar por esta fórmula para mantenerse en forma. Su éxito reside esencialmente en el plus de motivación que supone contar con la ayuda constante de una persona que monitorice y dirija nuestros esfuerzos. Así nos sacudimos la pereza de encima y nos obligamos a ponernos las pilas. El cuidado de nuestros cuerpos se ha convertido en una preocupación esencial tanto para hombres como para mujeres. Perder peso o mantenernos en el que tenemos nunca ha sido tan fácil y entretenido como con la ayuda de un entrenador personal. Eso sí, los precios de sus servicios pueden servir para desanimarnos. La alternativa es convertirnos en nuestros propios personal trainers

Claves para entrenarte a ti mismo
- Define tus objetivos. Dependiendo de qué quieras conseguir con tus rutinas de ejercicio físico, deberás optar por un tipo de actividades u otras. No es lo mismo querer adelgazar que tonificar nuestro cuerpo o definir musculatura. 
- Lleva un seguimiento de tu rendimiento. Hazte un calendario semanal y marca en él los días en los que te has propuesto practicar ejercicio. Márcalos en rojo y coloca el cuadrante en un lugar muy visible, que puedas ver continuamente. 
- Sal a caminar. Aunque no te lo creas, andar es uno de los ejercicios más completos que existen. Se trata de una actividad aeróbica que permite quemar mucha grasa. Si caminas durante una media de entre 30 y 60 minutos a una velocidad elevada, tu ritmo cardíaco se acelerará y se acelerará el metabolismo. 
- Cómprate unas kettebells y trabaja con las pesas en casa. Dependiendo del ejercicio por el que optes, estarás potenciando la musculatura ya sea de los brazos, de la espalda o incluso de los muslos. 
- Controla tu dieta y aumenta el consumo de hidratos de carbono y alimentos ricos en proteínas. Los batidos caseros pueden ayudarte a hacerlo de una forma rápida y eficaz. 

¡Toma nota de nuestras recomendaciones y te sorprenderás con los resultados!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación