11 de septiembre de 2013

Pásate ya al "trail running"


Correr está de moda. Probablemente si alguien nos hubiera dicho en los años '90 que nos convertiríamos en fanáticos del running, no nos lo habríamos creído. En una época en la que los deportes de equipo centraban toda la atención mediática, las fórmulas alternativas contaban con pocos seguidores. Además, el cine nos ofrecía en aquel momento un estereotipo del corredor que no ayudaba demasiado a despertar el interés por practicar esta disciplina. Y es que hoy en día el bueno de Forrest Gump podría ser considerado como el inocente precursor de nuestra afición por esta particular forma de ejercitarse. Ahora que las tendencias en el deporte parecen estar cambiando y se abren paso las fórmulas alternativas, nos interesamos cada vez más por el running y sus variantes. A medio camino entre el puro ejercicio físico y el reto personal, salir a correr es una de las opciones favoritas de muchos a la hora de mantenerse en forma. Seguro que conoces o has participado en maratones, medias maratones o quedadas de runners. Pero, ¿sabes lo que es el trail running

Definiendo el trail running
El trail running se ha convertido en todo un movimiento internacional. Tal es su éxito que hace bien poco acaba de celebrarse la primera "International Trail-running Conference" en la localidad alpina de Courmayeur. En ella han participado 50 voluntarios procedentes de 30 países distintos. El objetivo de los grupos de trabajo formados era, ante todo, llegar a un consenso sobre la definición de esta práctica deportiva emergente. Dos meses más tarde, contamos no solo con una guía de trail running, sino que también se ha abierto la posibilidad de federar a los corredores. ¿Qué es, pues, esta disciplina? Se trata de una carrera en campo abierto en la que se incluye un mínimo de carreteras asfaltadas (un 20% de la prueba) y con autonomía parcial o total. Se han distinguido dos categorías dentro del trail: el normal y el ultra. El primero incluye las carreras de menos de 42 km, mientras que el segundo se refiere a largas distancias. 

¿Cómo practicar trail running?
A pesar de que muchos puedan creer que el trail running es una simple versión renovada del running clásico, no hay que olvidar que el cambio de escenario para la carrera es clave. Exige cambios en el modo de entrenamiento, así como en la equipación usada. Y es que correr en espacios abiertos, abruptos y con desniveles requiere una mayor planificación. Lo más importante es conseguir ajustar el ritmo de carrera a las condiciones del terreno, manteniéndolo constante. La concentración es esencial a la hora de evitar posibles lesiones, sin preocuparse por los tiempos de promedio. Al contrario que en las carreras en carretera, la velocidad y el rendimiento adquieren un papel secundario. Hay que intentar encontrar un equilibrio entre los distintos tramos recorridos, aumentando el ritmo cuesta arriba y disminuyéndolo cuesta abajo. Los pasos cortos y uniformes permiten una mejor respiración, conservando la energía. Un accesorio básico para todo trail runner que se precie es un dispositivo portátil para orientarse y asegurarse de no perder la ruta marcada. Mapas y GPS son los mejores aliados. ¡Anímate a comprobarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! Antes de ser publicado, lo someteremos a moderación